RESUMEN:

El COVID-19 ha provocado que las obligaciones contractuales no puedan cumplirse por imposibilidad legal, física o pérdida de la cosa. Ante esta imposibilidad sobrevenida, se ha trazado la línea a seguir para dar la respuesta jurídica más adecuada para preservar principios jurídicos básicos como el pacta sunt servanda, la buena fe o la equivalencia entre las partes.

Por ello, teniendo en cuenta la muy variada casuística, se plantean posibles soluciones generalizadas ante las controversias que puedan surgir y mantener así la vida de los contratos y el buen funcionamiento de la Administración de Justicia.

El artículo está disponible para su lectura en el siguiente enlace.

El autor de este artículo, Iván Barahona García, es estudiante del Máster de Acceso a la Abogacía en el Campus de Manuel Becerra URJC, y Asociado miembro de IURIS URJC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .